CUÁNTICA GABINETE DE PSICOLOGÍA Y SALUD Dirección: Alicia Martínez Peral
CUÁNTICA GABINETE DE PSICOLOGÍA Y SALUDDirección: Alicia Martínez Peral 

HERRAMIENTAS PSICOLÓGICAS PARA MOMENTOS DIFÍCILES

Desde Cuántica queremos aportar nuestro granito de arena a través de vídeos y artículos con herramientas psicológicas, tanto para adultos como para niños, que puedan ayudar a sobrellevar estos momentos lo mejor posible.  

 

 

Carta a uno mismo: recursos para recuperar la calma

A través de este vídeo queremos aportaros una herramienta para conseguir remontar los días malos y poder enfocarlos con una mirada más positiva. La mayoría de los recursos están dentro de nosotros, pero necesitamos conectar con ellos. 

Comunicarnos para conectar

Durante estos momentos difíciles que estamos viviendo la comunicación se vuelve aún más importante para transmitirnos apoyo, comunicar emociones, informarnos, etc. Sin embargo, cuanta mayor es la tensión que sentimos, más difícil es comunicarnos bien. En este vídeo Teresa Gallego, doctora en psicología, nos explica a través de un bonito cuento algunas claves para mejorar la comunicación

Manejar la ansiedad a través de la respiración

Hoy os dejamos un vídeo de nuestra compañera Teresa Gallego. Nos enseña una técnica muy sencilla de relajación a través de la respiración diafragmática que seguro os resultará muy útil en estos días.

ACTIVIDADES PARA HACER EN FAMILIA

Expresión plástica y creatividad en familia

Esta vez os traigo una invitación a observar la potencialidad que pueden tener los objetos cotidianos como medios de expresión de emociones, sentimientos y mundos mentales de las criaturas. A ir más allá del folio y las pinturas de colores, se trata de hacer una provocación a jugar y a expresarse con la máxima creatividad que podamos mientras experimentan. Para facilitar esta expresión necesitaremos:

 

  • Un soporte, un espacio sobre el que crear. Normalmente es el folio, pero ¿Por qué no ampliar el abanico? Rollos de cartón, papel de cocina, film transparente, aluminio de cocina, papel de horno, una bandeja de corcho… a veces el soporte puede ser la misma mesa o el suelo en el caso de composiciones temporales, como por ejemplo un cuadro de tapones o tapas.
  • Elementos combinables, aquellos que nos permiten crear. Normalmente son los colores. Estando en casa tenemos una gran oportunidad de ofrecer otros elementos como legumbres, salsa de tomate, chocolate fundido, harina…
  • Utensilios. Normalmente son los pinceles. Por supuesto se puede usar la mano. Sin embargo, casi cualquier cosa puede convertirse en un utensilio, una esponja de baño cortada, rollos de papel, macarrones, cepillos de dientes, cucharas, tenedores, coladores, etc. ¡Imaginación al poder! 
  • Elementos de unión (permiten unir una composición y darle durabilidad) no son imprescindibles, pero si son necesarios en algunos casos si queremos conservar la composición, es el caso del pegamento de barra, la cola, el celo o el barniz. 

 

Algunas consideraciones:

 

Delimitar el espacio. Podemos ser flexibles, pero sí es importante para evitar conflictos y que no se produzcan accidentes como que se manche o estropee algo de la casa. Así conseguiremos que sea un momento agradable. 

 

  • Estar abiertos a las sugerencias del niño/a. Seguramente su imaginación vaya más allá que la nuestra. Podemos valorar sus sugerencias y si son viables facilitarlas. 
  • Podemos preguntar que les apetece usar o hacer e introducir algún elemento o utensilio nuevo para aumentar las posibilidades.
  • Lo importante es el proceso, el hacer y no el resultado final, este incluso puede desaparecer debido a sus características una vez el juego de expresión ha terminado. 
  • Podemos utilizar artistas o movimientos artísticos como inspiración o simplemente juntar elementos con potencial expresivo que se nos ocurran. 
  • Sobre todo, disfrutad observando sus movimientos, su expresión, dejando que lo hagan libremente si evitáis intervenir ¡Os sorprenderán!

 

Algunas propuestas para inspirarse:

 

  • Pintar con hielo. Congelando agua con un chorro de pintura de color y pintando en un soporte elegido, se pueden elegir varios incluyendo papel blanco y ver en cuales pinta y en cuáles no. 
  • Collages con trozos de bolsas, revistas o cartones. Facilitando materiales que se puedan cortar o rasgar y pegar o colocar sobre un soporte elegido. 
  • Estampación con rollos de cartón. Se puede usar pintura o salsas de colores que tengamos en casa, el tomate es ideal. Se pone la salsa en un plato y se facilitan rollos de cartón. A algunos se les pude dar forma de corazón, de cuadrado… 
  • Pintar con chocolate templado sobre papel de horno. Se puede derretir la tableta de chocolate en el micro sin desenvolver (ir probando de 30 en 30 segundos por precaución hasta que tenga una consistencia espesa). Se corta un pico a modo de manga pastelera y al apretar va saliendo el chocolate. Hay que tener mucha precaución con la temperatura comprobando previamente que no quema para evitar quemaduras y esperando si es necesario. Si preferís para luego poder comerlo sin miedo a los plásticos se puede usar una manga pastelera normal y fundir el chocolate por el procedimiento habitual.

 

Actividades de relajación y atención plena con niños/as

Los momentos de tensión y nerviosismo aparecerán, tanto en los más mayores como en los más pequeños de la casa. Este momento que estamos viviendo puede convertirse en una oportunidad para enseñar a nuestros hijos/as una forma de reducirlos y gestionarlos a través de ejercicios de relajación y atención plena. Son especialmente recomendados después de otras actividades de mayor agitación, ya que ayudan a volver a la calma. También pueden utilizarse antes de comenzar con la rutina del sueño como una forma de reducir el nivel de activación. Se pueden realizar uno o varios ejercicios sucesivamente en función de la necesidad y la aceptación que tengan. Es importante tener en cuenta que para notar todos sus beneficios es necesario practicar, siendo probable que alguno no salga bien desde el primer momento o que no todos conecten con vosotras/os. Algunos ejemplos:

 

  • Leones dormidos: este ejercicio esta muy indicado para bajar la agitación. Consiste en ser leones de circo cuyo número es permanecer cuanto más tiempo haciéndose los dormidos (sin hacer ruido ni moverse). Se puede cronometrar convirtiéndolo en un reto personal o ver quién de la familia aguanta más tiempo.

 

  • Respiración: consiste en tomar consciencia de nuestra propia respiración realizando inspiraciones y espiraciones de forma profunda y lenta. Es de ayuda colocar las manos en el abdomen para sentir como se llenan vacían los pulmones. Especialmente para los más pequeños es útil invitarles a imaginar que tienen un globo en la barriga que se hincha y se deshincha.

 

  • Caza sonidos: consiste en dar aproximadamente un minuto o dos (en función de las características de la criatura) para tratar de identificar los sonidos del entorno ¿Cuántos sonidos habrá? Pasado el minuto los pondremos en común. Si a alguien se le ha escapado alguno se puede repetir una segunda vez para ver si lo consigue esa vez. Como reto final, nada fácil, incluso para personas adultas, es prestar atención a un solo sonido, tratando de aislarlo de todos los demás ¿Seremos capaces?

 

  • Mi lugar favorito en el mundo: Con la imaginación podemos ir a cualquier lado, además, es gratis. Invitemos a nuestro pequeño/a a escoger su lugar favorito e imaginar que está allí haciendo lo que más le gusta. Si es necesario podemos ayudarle a visualizar una vez nos haya explicado cuál es ese lugar y qué le gusta hacer allí. Por ejemplo: si es una playa, invitar a que camine y sienta las olas, la arena en los pies, el sol en la piel, el agua templada…

 

  • Otras visualizaciones: una hoja arrastrada lentamente por el agua del río, una hoja al viento, un alga en el fondo del mar, una botella flotando…cualquiera que trasmita calma y bienestar que podemos ir inventando sobre la macha. Ambientando con una música relajante acorde se potenciará su efecto. 

 

  • Videos relajantes: se pueden encontrar en internet videos de peces nadando, del fuego crepitando, de velas encendidas… Estos nos invitan a acallar la mente y a centrarnos en el momento presente.

 

  • Algunas actividades cotidianas: si bajamos el ritmo y nos lo proponemos algunas actividades diarias pueden tener su matiz relajante: un baño tranquilo y sin prisa con agua caliente, con bien de espuma y música relajante; el momento de lavarse las manos utilizando un barreño con espuma; hacerse un masaje en la cabeza o la espalda mientras se lee un libro…

En algunos casos puede parecer imposible encontrar la calma en estos momentos, sin embargo, si desaceleramos el ritmo y somos capaces de encontrar la propia tranquilidad podremos transmitírsela poco a poco a nuestros pequeños/as.

Actividades de movimiento en casa

Hoy os presentamos algunas actividades sencillas para hacer en casa que ayudan a cubrir la necesidad de movimiento que tienen los niños, que en estos momentos está tan mermada.


Es posible que algunas de estas propuestas no encajen en nuestra familia. Si sentimos incomodidad con alguna es mejor no poner en práctica. Sin embargo, todas ellas merecen pena por la riqueza y los aprendizajes que se generaran. Gracias a ellas la necesidad de movimiento que en estos momentos se puede ver limitada, tendrá respuesta. No importa la edad, si nos dejamos llevar toda la familia puede disfrutar con ellas.

 
Espacio de movimiento y construcción
Se trata de acondicionar un espacio, idealmente una estancia dedicada al movimiento y la construcción. No es necesario disponer de material específico, en todas las casas hay un colchón, almohadas, cojines, fulares y sábanas. Si facilitamos estos materiales propiciaremos el movimiento (Saltos, volteretas, giros…) Nada tiene porque romperse teniendo un mínimo de cuidado, y las cosas de tela se pueden lavar. Además, se podrán construir sus casas, fuertes, talleres, castillos…Seguro que su imaginación nos sorprenderá.

Circuitos psicomotores:
- Se les puede plantear que creen o crear de forma colaborativa un circuito usando elementos de los que dispongamos (lanas o cuerdas, botes de conserva, sillas, cojines, pelotas, cajas de cartón, bloques de construcciones…). Una vez terminado se puede invitar al resto de la familia a superarlo o incluso a reformularlo.

Cuentos psicomotores
Leer cuentos es una de las actividades más populares a realizar dentro de casa. Pero… ¿Y si incorporamos movimiento? Consiste en ir contando una historia en la que las acciones son a su vez representadas por medio de movimientos corporales, por ejemplo: Se tiró al agua y comenzó a nadar (Braceando con los brazos). Algunas ideas:


Contarles cuentos psicomotores: los podemos inventar sobre la marcha, buscar alguno por internet o simplemente contar uno conocido haciendo los gestos cuando sea posible. Una vez conozcan la dinámica se les puede animar a que sean ellos quienes los inventen.


Cuentos encadenados: Se pueden crear cuentos encadenados que comience la persona adulta y continúe el niño o la niña o viceversa.


La máquina de historias: usando papeles o dibujos separado personajes, escenarios y acciones y cogiendo uno de cada al azar para ir creando la historia. 
 

Búsqueda del tesoro
Se trata de esconder pequeños trozos de un mapa en diferentes rincones de la casa, al completar el mapa se podrá identificar dónde está guardado el tesoro (Cada cual puede elegir de que se compone el tesoro: un dulce, un juego, un vale…). Para que sea más divertido se pueden incorporar pequeñas pruebas asociadas a cada una de las piezas que habrá que superar para poder buscar la siguiente. Algunos ejemplos de pruebas:


o Hacer x flexiones.
o Saltar 1 minuto a la pata coja.
o Hacer un autorretrato en 1 minuto.
o Contar y tocar todas las sillas de la casa.
o Hacer reír a todos los miembros de la familia disponibles.
o Sacar en el dado un número superior que el resto de miembros de la familia.
o Contar todas las paredes de la casa. 
o Asomarse a la ventana y hacer 3 respiraciones profundas.

 

 

Actividades de naturaleza en casa

A continuación os dejamos otra propuesta de actividades de nuestra colaboradora Soledad García. Esperemos que os gusten mucho! 

 

 

Para que en estos días de aislamiento los peques no pierdan el contacto con la naturaleza, además de cuidar las plantas que podamos tener en casa. Hay una serie de recursos que tenemos en casa que se pueden utilizar para seguir disfrutando de su grandeza. Algunas ideas:

 

  • Invernadero casero: Podemos colocar unas lentejas dentro de una bolsa de zip transparente con algodón húmedo, en pocos días comenzarán a germinar. Conviene mantener el algodón húmedo, revisando todos los días. Para que les llegue la luz necesaria. Todos los días podemos observar los cambios, observar cómo se comporta el agua, condensando y formando gotitas que bajan (ciclo del agua), observar el color, medir los brotes… 

 

  • Reproducción casera: Hay verduras y hortalizas que se pueden reproducir por esquejes, es decir, a partir de un trozo de sí mismas incluso después de ser utilizadas. Algunos ejemplos:

 

  • Puerros, cebollas, lechuga y apio: Usando el extremo inferior, el de las raíces. Se pone en un frasco con agua hasta que casi cubra el trozo que hemos usado y las raíces comenzarán a crecer, cuando tengan unos 5 centímetros se pueden pasar a tierra. Es importante que estén cerca de la ventana. Cambiar el agua una vez a la semana.

 

  • Zanahorias y rábanos: Cortando un trozo del extremo superior de la zanahoria, más o menos dos centímetros y colocando la parte verde hacía arriba y colocando en un vaso con bastante agua. Consiste en dejarla flotando utilizando unos palillos para conseguirlo, se trata de lograr que la zona verde quede fuera del agua y la naranja en contacto con ella. En un par de días se empezará a ver avance. Cambiar agua cada semana.

 

  • Caza de nubes: Podemos asomarnos a la venta y tratar de encontrar nubes con formas curiosas ¿A qué se parece esa nube? Es bastante divertido tratar de explicar a la otra persona que es exactamente lo que estamos viendo. Esto nos permitirá coger aire mientras damos rienda suelta a la imaginación.

 

Actividades para mejorar la cohesión familiar

¡

Con el ánimo de que estos momentos difíciles de aislamiento que estamos viviendo puedan convertirse en una oportunidad de crecimiento y mejora de los lazos familiares, desde Cuántica queremos plantearos unas actividades diseñadas para este fin.

 

Soledad García Güemes, colaboradora de Cuántica, maestra de Infantil y Primaria,  monitora de tiempo libre y experta en psicomotricidad, ha sido la encargada de elaborar estas actividades para hacer en familia.

 

Para llevarlas a cabo vamos a desempolvar nuestros álbumes familiares o imprimir fotos si nos es posible, para ayudarnos a conocer mejor a la familia y divertirnos al mismo tiempo haciendo pequeñas actividades con ellas. 

 

 

Algunas actividades:

 

  • Tiene los ojos como…: Clasificar las fotos de los familiares por color de ojos, de pelo, altura…incluso por características de personalidad. Veremos qué nos une con cada uno de ellos.

 

  • ¿Quién es quién?: Una vez hecho un repaso familiar se puede jugar un “quién es quién” utilizando los nombres o las fotos de los familiares (según edad) ¿Cuánto nos conocemos?

 

  • Adivina quién: Podemos hacer papeles con los nombres o fotos de los familiares, sacar uno al azar e ir dando pistas de su aspecto, personalidad, vivencias…para que el resto adivine de quién se trata. 

 

  • ¿Cómo hemos cambiado con el tiempo? Crear sucesiones cronológicas con fotos. Incluso podemos hacer una composición y enseñársela o mandársela al familiar. Además, podemos hacerle un marco con cartón si hemos usado fotos físicas. Así seremos conscientes de lo que hemos cambiado y de los momentos que hemos compartido.

 

  • Árbol familiar: Podemos realizar un árbol familiar con nombres, fotos o/y dibujos. Se pueden utilizar cartones, cartulinas, folios pegados…según dispongamos en casa. Entenderemos mejor los lazos que nos unen. Podemos añadir a amigos o personas importantes en nuestra vida e incluso mascotas, a nuestra “familia escogida”.

 

 

 

Contacto

c/ Vargas 55A 3ºB

39010 Santander

 

Para ponerse en contacto con nosotros o concertar una cita, le sugerimos llamar al teléfono


942 049 112

 

 info@gabinete-cuantica.es

Horario

Lunes a Viernes de 9.15 a 14.30 y de 15.30 a 20.30

Noticias

TALLER DE INTELIGENCIA EMOCIONAL. Cómo gestionar nuestras propias emociones y las de los demás. Fechas próximamente.

Ver más...

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Cuántica. Gabinete de Psicología y Salud.

Aviso legal